Coco es una carta de amor a México

La nueva película de Pixar no sólo es un espectáculo visual sin igual, también es una ofrenda a nuestro país.

 

No es nada sencillo hacer una película en la que representas una cultura que no es la tuya. Hay tantas cosas que pueden salir mal, que Lee Unkrich, director de Coco (y Finding Nemo, entre otras), sabía que corría un gran riesgo. Podría haber caricaturizado elementos de nuestras tradiciones, de la gente, de la música, y encontrarse con una turba furiosa. Pero en lugar de eso, la película se ha encontrado con salas llenas de gente que aplaude y no para de llorar. “No podía dejar de pensar en mi abuela”, decía una persona, mientras que otras se secaban las lágrimas conmovidos por los momentos más lacrimógenos que tiene Coco (que son bastantes).

 

 

Durante la presentación en México del arte de Coco hace unos meses, Darla K. Anderson (productora) y Adrian Molina (codirector), decían que habían tratado de ser lo más humildes y lo más dedicados a que esta fuera una carta de amor a México, porque estaban enamorados de nuestro país. Y lo cumplieron con creces. Pixar es un estudio que está dedicado a la excelencia, pero en esta década han dado un paso atrás en términos de originalidad, con varias secuelas de franquicias previas que si bien han sido exitosas, no habían llevado al estudio hacia adelante. En ese sentido, Coco se siente como un salto enorme. Ninguna cinta de Pixar es tan elaborada en sus escenarios, en su ambición y en su estructura. La película es hermosísima de ver, de escuchar y de sentir.

 

La música, que es parte integral de la historia, estuvo curada y cuidada por Camilo Lara, del Instituto Mexicano del Sonido, quien además de tener un cameo, hace un trabajo extraordinario tras bambalinas. Todo se siente auténtico, no como una versión de México creada para extranjeros. Por eso no sorprende que Disney haya decidido estrenar Coco aquí casi un mes antes que en Estados Unidos.

 

 

La selección de voces en español también es fantástica. Gael García Bernal interpreta a Héctor tanto en la versión original en inglés como en la doblada. Pero en español también están Marco Antonio Solis, como Ernesto de la Cruz, César Costa, Angélica María, Angélica Vale, Victor Trujillo, Chabelo, Andrés Bustamante y hasta el cantautor Jaime López y la escritora Elena Poniatowska.

 

Pero la mayor virtud de Coco es su corazón. Sí, es divertidísima y graciosa cuando tiene que serlo, pero las emociones que nos hace sentir Miguel, el protagonista, y toda su familia (viva y muerta) son auténticas, porque de alguna forma, todos hemos experimentado eso. Los detalles que le imprimieron sus creadores (como meter al Santo, a Cantinflas, a Frida) sólo la hacen más fina, pero detrás de todo esto hay una película hecha con amor hacia México y amor hacia la familia y los sueños que logra trascender un país y volverse algo universal.

 

Por Wookie Williams

 

Coco é uma dos grandes filmes de animação do ano e podría ser a homenagem mais grande do dia dos mortos no México.

É uma história que tem dos claros referentes: O Grande Gatsby e O Mago de Oz (bom, para mim tem muito desses filmes bacanas). Lógico que não quero fazer um spoiler do filme mas acho que Coco é muito mais do que podemos imaginar: é uma viagem sensorial sobre nossas lembranças que temos dos nossos familiares falecidos.

Nesse filme tem todo o que minha família me ensinou dessa data, tão sagrada. Nossa vida está composta por aquelas lembranças, da família, amigos, cultura, que formam parte de nossa forma de pensar e agir. Acho incrível que um filme quera fazer esse tipo de metáforas, e com Coco culturas extranjeras podem entender ainda mais nossas tradições e olhar porque nossa data de dia dos mortos é só felicidade.

Recomendo muito muito MUITO! assistir esse filme de Pixar que além das músicas e das cores do filme tem aquela explicação de todas as coisas dessa tradição, desde nosso altar de mortos, com as fotos dos familiares no altal, as velas, a cruz de pétalas de flor de cempasúchuil entre outros.

Mas não esqueça de levar aqueles lenços e guardanapos porque é muito provável você chorar com a história de Miguel! Panas assistam Coco, não se vão arrepender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *